Christofer Johnsson, guitarrista y líder de los suecos THERIONS ha emitido un comunicado en el que anuncia sus problemas de salud. Al parecer tiene dos hernias de disco que le están afectando grávemente a nivel físico, con lo que merma notablemente sus actuacione en directo. A continuación el extenso comunicado:

“Desde hace dos semanas comencé a sentir un tremendo dolor en mi brazo, hombro y espalda. Empeoraba si se mantenía tumbado y cada día iba a peor. No podía ni dormir en la cama y tenía que sentarme en el sofá cada noche.

La atención sanitaria en Suecia ya no funciona. Los equipos son fantásticos y los doctores son competentes y hacen todo lo que pueden, pero debido  al aumento masivo de población, la capacidad y la infraestructura médica ha ido escaseando cada vez más año a año y solo parece ir a peor. Tras ponerme en contacto con emergencias, estuve ocho días antes de poder ver a a un fisioterapeuta y no podía hacer un diagnóstico adecuado sin una resonancia magnética del cuello.

Hubiera pasado un mes antes de poder hacerme la resonancia y otro mes más para obtener los resultados. Llegado a este punto, dormía peor y menos cada noche, y cuando intentaba tocar la guitarra, solo podía hacer media canción antes de que el dolor me hiciera detenerme y mis músculos se ponían tan mal que era físicamente imposible tocar la mayoría de las canciones.

Para no cancelar el concierto en el crucero 70.000 Tons of Metal y poder tener un diagnóstico más rápido y curarme antes, decidí volar (recomendado) hasta Moscú y hacérmelo allí. Tienen el mismo nivel técnico y habilidades que en Suecia, pero con la capacidad de tratar a los pacientes de manera inmediata. Así que pedí cita directamente, tomé un vuelo y recibí unos cuidados fantásticos, no solo por la resonancia magnética, también fui a ver a neurólogos, fisioterapeutas y especialistas.

Así pude tener el diagnóstico el mismo día y parece que tengo dos hernias discales en mi cuello, una realmente mala, y una pequeña que podría empeorar. Simple y llanamente, eso significa que dos discos de mi cuello han desaparecido (por hacer headbanging y sentarme demasiado tiempo frente al ordenador en la oficina y en el estudio) y se han roto, así que el fluido está saliendo de los discos. El fluido aumentó la presión en mis nervios de la médula espinal y generaban un dolor en mi hombro, brazo y espalda, y dificultaban la movilidad del brazo derecho.

 

Para poder estabilizar mi cuello, tengo que llevar un collarín durante dos semanas, incluso en el escenario, y me inyectaron cortisona para evitar parte del dolor de manera temporal. Así que, después de dos semanas de dormir en el sofá, puedo dormir otra vez en mi cama y con algo de dolor y esfuerzo puedo tocar un set con las canciones más simples posibles. Al menos no tendremos que cancelar conciertos.

Después del crucero, volveré a Rusia para encontrarme con un neurocirujano de nivel mundial que determinará si es mejor hacerme la cirugía o tratar este problema sin cuchillos. La ventaja de la cirugía es que si es exitosa, me recuperaré mucho más rápido. Pero la cirugía en el cuello siempre conlleva riesgos y si sucede lo peor, una cirugía fallida puede suponer que no toque nunca más en directo.

El tratamiento sin cirugía es muy doloroso y lleva de cuatro a cinco meses antes de conseguir la plena recuperación, o si no va bien incluso más tiempo, pero es la opción que espero tomar y los médicos que me diagnosticaron estaban muy convencidos de que se podía tratar de esta manera. Eso sí, tenemos claro que este proceso comenzará después de visitar al neurocirujano y después del crucero.

¿Qué significa todo esto? Significa que tocaré en el 70.000 Tons of Metal con grandes dificultades y usando un collarín. También significa que la ópera rock se retrasará un mes o dos, ya que no me puedo sentar en el estudio frente al ordenador, necesitaré un asistente en el estudio, y no podré hacerlo durante largas sesiones. También supone que si finalmente debo pasar por el quirófano, cabe un pequeño riesgo de que el concierto en el crucero sea mi última actuación en directo, lo cuál es un gran incentivo para elegir al mejor cirujano ruso antes de que las opciones de éxito se reduzcan, en vez de esperar mi oportunidad cuando me asignen uno al azar en Suecia y quizá tenga que esperar otros cuantos meses hasta poder hacerlo.

Finalmente, tengo que dar las gracias a las siguientes personas:

La embajada rusa en Estocolmo y el IFS Visa Centre de Estocolmo, vosotros habéis hecho mucho más de lo que estabais obligados a hacer, os agradezco ese esfuerzo adicional, pude tener mi visado a tiempo y listo para mi apresurado viaje.

Leila Namazova-Baranova y todos los especialistas médicos y personal en el hospital de Moscú, que me brindaron el equipo médico y tratamiento más profesional que nunca he recibido. Gracias a vosotros he podido tener un diagnóstico ahora, y no dos meses más tarde, y puedo dormir en mi cama y puedo tocar la guitarra lo suficientemente bien para no cancelar el concierto en el crucero.

Alexander Osipov y Jane Odintsova de Imperial Age por sugerirme ir hasta Moscú en vez de esperar, y por prepararme todo en Rusia antes de llegar. Si no fuera por vosotros, habría tenido que cancelar el concierto”.

 

 

[IN MUTE] anuncia gira
ROCK FEST BARCELONA confirma a BLUE OYSTER CULT y '77

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.