El pasado viernes mantuvimos una entrevista telefónica con Marisa del sello Frontline, sello encargado también en organizar el festival Lorca Rock, esperado evento que tendrá lugar el próximo 17 de junio. En ella estuvimos hablando de dicho evento, para el que cada vez queda menos tiempo, y nos puso al día de los últimos detalles del festival. A continuación puedes leer dicha entrevista:

Bueno, pues ya queda poquito, una semana y poco y ya tendremos la novena edición del Lorca Rock… Ultimando los últimos detalles, ¿no?
Marisa: Si. Ya pendientes de alojamientos, backline y cosas de este tipo.

La principal diferencia que vemos con respecto al cartel del año pasado es que este año ha cambiado un poco el concepto. El año pasado eran seis o siete bandas todas de gran nivel y este año nos encontramos dieciseis bandas, con bandas más difíciles de ver. La apuesta es mas arriesgada, ¿no?
Marisa: Lo que ocurre es que todos los años a nosotros se nos quedaba un poco cojo el festival. Hay un montón de grupos que te apetece que vengan… Entonces este año ya entramos a plantear la idea de tener un segundo escenario y utilizar los tiempos de cambio en el escenario principal. Pero la verdad es que pensábamos en grupo a lo mejor más pequeños. No tan esquisito como ha quedado el cartel. Al final es que ha quedado un cartel con bastantes golosinas.

Si. Es lo que hemos comentado siempre desde que se producieron las primeras confirmaciones. Es un cartel en el que tenemos la oportunidad de ver muchas bandas que prácticamente dábamos ya por hecho que no veríamos o que son casi imposibles de ver, o bandas como Queensryche que van a estar tocando aquí por primera vez. A nosotros personalmente nos ha gustado mucho el cartel y felicitamos a la organización porque nos parece una apuesta muy arriesgada y muy buena.
Marisa: Si, yo creo que ha quedado un cartel muy variopinto. Están todos los estilos y todo con grupos raros. Grupos raros de ver, raro que vengan a España, que no han venido nunca… La verdad es que es el objetivo que tenemos siempre. Dar un poquito de excelencia al cartel porque festivales hay muchos, por tanto hacer un festival en Lorca tampoco es muy fácil. No es fácil que venga la gente hasta Lorca. Entonces si no haces el esfuerzo en hacer un cartel un poquito exigente pues es más complicado, y la viavilidad del festival es que la gente vaya y compre una entrada, no hay más. Y luego también es por nosotros que no nos apetece contratar a los grupos que está contratando todo el mundo, nos gusta rompernos un poco la cabeza.

La verdad es que nosotros desde Metal y Tal llevamos yendo cuatro o cinco años ya a Lorca y cada año siempre decimos “¿con que nos sorprenderán este año la gente de Lorca?”. Recuerdo que el año de Manowar y Slayer dijimos “mira, Manowar y Slayer tras tantos años…”, después TNT y Europe, y el año pasado Dream Theater, Stryper… Y este año bueno… La verdad es que habéis puesto el listón muy alto para el año que viene.
Marisa: El año pasado también era igual. Decíamos “bueno, ¿y ahora que contratamos el año que viene?” (risas). La sensación nuestra es que hemos llegado a cubrir el techo, que a lo mejor el público también tiene esa sensación, pero nosotros nos quedamos siempre con la pregunta “¿y el año que viene que vamos a hacer?”. Al final es ponerte a trabajar y van surgiendo cosas. También hay que contar con el factor casualidad. Pues que casualmente House Of Lords estén de gira y toquen, y que casualmente Queensryche después de tres años detrás de ellos dicen que vienen… O sea que hay que jugar un poco con ese factor. La verdad es que ahora mismo estamos muy concentrados en este año, pero ya el mismo día 17 si hablas con cualquiera de nosotros diremos “claro, es que el año que viene no sabemos que vamos a hacer”, y nos quedamos como dos meses diciendo “puff, ¿y ahora por donde empezamos?”.

Recuerdo que en esta edición al principio se retrasaron bastante las primeras confirmaciones…
Marisa: La verdad es que este año ha sido muy complicado. Primero porque hay muy pocos grupos en gira. Los grupos que están en gira, que venden entradas y que a todos nos apetece gastarnos el dinero para verlos, son dos o tres, los cachés están como imposibles, en fin, que hay un montón de handicaps, y este año ha sido muy complicado. Este año comenzamos a negociar con algunos grupos en el mes de octubre y nos dio finales de febrero y aun no teníamos nada… Pero bueno, yo no creo en la suerte yo creo más en juegos de casualidades. Que de repente te empiezan a alinear una serie de cosas y dan como resultado el cartel que tenemos.

Sobre todo la confirmación de Queensryche sería lo más destacado. Es un grupo que nos consta que se ha intentado traer muchos años y este año finalmente ha podido ser…
Marisa: Si, además este año ya teniamos cerrado el cartel. Dijimos “el cartel del festival es este y ya está, y ya puede llamar aquí quien quiera…”, y a los dos días llegó un e-mail de Queensryche con que se lo volvían a plantear. Entonces si Queensryche te dice que se lo vuelve a plantear y te dice al final que viene no le puedes decir que no. Dices “bueno pues si, estaba el cartel cerrado, pero era mentira…” (risas). Al meter a Queensryche estaban también por ahí Amon Amarth y Ill Niño y dijimos “bueno pues si Queensryche si, pues estos dos también, ya que también confirmaron que podían tocar después de haber cerrado el cartel”. Luego Amon Amarth han decicido no tocar, ya que no tienen tiempo…

Hace poco también se cayó Suffocation…
Marisa: Si, Suffocation han decidido cancelar su gira. Nosotros nos hemos enterado como se ha enterado todo el mundo, a través de su web. Así que tampoco creas que han mandado un e-mail diciendo que no iban a tocar…

Muchas veces cuando uno lee que la gente se queja y dice “bueno, ¿por que siempre vienen los mismos grupos?”, también hay que tener en cuenta que muchas veces los grupos a los que se intenta contratar y son tan difíciles de ver, muchas veces el problema de contratación es suyo y no de las promotoras…
Marisa: Claro. Por ejemplo Slayer se tiraron sin tocar mogollón de años. Entonces una vez han cogido la rueda de tocar y comienzan a hacer gira pues ya es más fácil trabajar con ellos, pero cuando trabajas con grupos que llevan a lo mejor un montón de años fuera de los escenarios, que no tienen la dinámica de concierto casi a diario es mucho más complicado. Es más, este año el cartel está lleno de grupos así, y les cuesta más. Por ejemplo Iron Maiden te manda el ryder en 24 horas, en cambio hay otros grupos que les cuesta más decirte que necesitan, como va a ser su plano de escenario, etc. Y es porque no están en esa dinámica y es mucho más más complicado.

Viendo la cantidad de grupos que van a tocar en un solo día. ¿Cómo es posible cuadrar todo esto con los horarios?
Marisa: Pues estamos aquí de pelea con todo el mundo (risas). Para dentro de muy poco tendremos ya los horarios confirmados. Estamos cerrando puntillas con unos y otros. Se van a cuadrar porque hay dos escenarios, van a estar los dos escenarios funcionando todo el rato. Terminará un grupo y empezará otro.

No van a tocar dos grupos a la vez, ¿no?
Marisa: Alguna actuación se va a pisar con otra, eso si que va a pasar. Igual los últimos temas de Exodus van a coincidir con los dos primeros de Gotthard, por ejemplo, pero estamos tratando de perfilarlo todo lo más posible y está siendo complicado porque son muchos grupos, todos tienen su aquel, “yo toco a esta hora, yo esque a esta hora no quiero, yo delante de este no, yo después de este tampoco…”, en fin, que se ponga de acuerdo tanta gente es díficil.

Vamos a hablar sobre la ubicación. Este año es en el Recinto Ferial Santa Quiteria. No es donde se celebró el año pasado, ¿verdad?
Marisa: Es justo enfrente. También es un recinto ferial y la ventaja que hemos y visto y por la que nos hemos trasladado allí es que está techado, incluso uno de los escenarios va dentro de un pabellón. El calor no lo podemos evitar. Si por ejemplo en Lorca ese día hay 35 grados pues no podemos hacer nada, pero por lo menos no estás a pleno sol, que ya ayuda un poco sobre todo en las peores horas, de 16:00 a 18:00, y por eso nos decantamos hacia ese recinto. También porque ofrecía la posibilidad de montar el segundo escenario. De esa manera la ubicación de los escenarios no queda en paralelo. Cada uno va dirigido hacia un lado y no hay interferencias con el sonido. En cambio en el recinto del año pasado hubiera sido más complicado hacerlo. Por esas razones nos hemos trasladado.

Podemos leer en la página web que hay a la venta unas entradas especiales, unas entradas V.I.P., ¿como esta funcionando?
Marisa: Pues va muy bien. Bueno, yo soy del sector que no quería hacer eso pero bueno, ahora me tengo que callar la boca porque están yendo muy bien. Se trata de un pase que junto con la entrada te permite acceder a una zona intermedia entre lo que es estrictamente el backstage de los grupos, camerinos y su zona privada, y la zona de público. Esa zona habitualmente es para la prensa, algunos invitados del festival, etc. Y claro, tampoco es una zona que puedas abrir a todo el mundo, ojalá se pudiera pero no se puede. Entonces hemos pensado que quizá había gente que si le apetecía… La verdad es que yo era un poco reacia pero tengo que decir que creo que ha sido un acierto porque hay un montón de gente que si que quiere estar ahí. Claro en esa zona es muy fácil encontrarte con alguien de un grupo que sale a tomarse una cerveza, hay grupos que terminan de tocar y no quieren estar en el camerino o les apetece estar de charla con los fans… Y bueno, la verdad es que está funcionando muy bien. Llevamos ya vendidos unos cuantos. De hecho en principio no se ha hecho como una cosa limitada porque no pensamos en limitarlo en un número en concreto pero viendo como se está vendido pues igual tenemos que decir en algún momento “oye, que vamos a vender 100, vamos a vender 200, vamos a vender 300, pero ya no más”. Pero bueno, de momento se pueden comprar todavía.

Bueno pues Marisa, muchas gracias por tu tiempo, esperemos que vaya todo muy bien el próximo 17 de junio y que aproximadamente dentro de un año estemos de nuevo hablando. Sería buena señal porque nosotros seguiriamos aquí y vosotros organizando la que sería ya la décima edición del Lorca Rock.
Marisa: Si, el año que viene ya seremos mayores de edad casi (risas). Pero bueno, lo que ahora hace falta es que todo salga muy bien, que no haya ningún tipo de incidente ni de problema y que todos los que vayamos allí estemos disfrutando.

UDO DIRKSCHNEIDER
BARBARIAN

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.